Historia de los impuestos y su importancia en la actualidad.


Los impuestos a lo largo de la historia han sido un elemento clave del desarrollo económico mundial, así como de la formación de sociedades y comunidades a lo largo del planeta. Esto se debe a que gracias a los impuestos es que se puede invertir en bienes públicos tales como educación, salud e infraestructura.

No obstante, en la actualidad se desconoce mucho acerca de este tema, por lo que es importante conocer qué son estos, para qué sirven y cuál es su origen.


¿Qué son los impuestos?

Los impuestos son una contribución (pago) en dinero o en especie, de carácter obligatorio, con la que cooperamos para fortalecer la economía del país.




¿Para qué sirven?

Los impuestos, en todos los sistemas económicos de los países, sirven para proveer de recursos al gobierno y éste pueda alcanzar los objetivos propuestos en su planeación.





Historia de los impuestos


Los impuestos surgen como una necesidad derivada de las decisiones que adopta el hombre de vivir en sociedad, formando así las primeras civilizaciones, entre las que destacan la cultura Romana y griega, las cuales fueron pioneras en la imposición de tributos, los que generalmente se hacían en especie.


Ahora bien, en México destacan los siguientes antecedentes

  • 1325 El rey Azcapotzalco pedía tributo a los pobladores a cambio de beneficios en la comunidad. Este hecho dejó el inicio de los registros del tributo llamado Tequiamal.

  • 1521 Hernán Cortés llega a México y adopta el sistema tributario que había, cambiando los tributos de flores y animales por alimentos, piedras y joyas.

  • 1573 Se implanta la alcabala, que es el equivalente al IVA.

  • 1810 Durante el Porfiriato se establecieron impuestos por las medicinas.

  • 1833 Antes de la independencia se pagaban: alcabalas, gabelas (gravámenes) y peajes (pago de derechos de uso de puentes y caminos).

  • 1842 Derivado de la debilidad fiscal del gobierno se decidieron poner impuestos a cuestiones tales como los perros y los caballos.

  • 1876 Durante la presidencia de Benito Juárez, se estableció el “contingente”, nombre dado a la aportación de los estados de la federación.

  • 1917 Tras la revolución se implantaron 18 nuevos impuestos y se modernizó el sistema tributario, el cual se sustentó en la constitución de 1917.

  • 1924 se establece el pago de ISR en el país, así como el impuesto a las bebidas alcohólicas.

  • 1995 Se creó el SAT, cuyo fin es que las personas físicas y morales contribuyan con el gasto público.


Ejemplos

En México los principales impuestos son los siguientes:


IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) es un impuesto indirecto que grava el consumo. Es un incremento de un porcentaje en el precio de cada artículo que compramos y de cada servicio que recibimos.

ISR:

Siendo una carga fiscal directa que se aplica a los ingresos obtenidos que incrementen el patrimonio de un contribuyente, por lo que las personas físicas y morales (empresas) están obligadas al pago de este impuesto.

IEPS:

Es un impuesto indirecto que se cobra por la elaboración, venta o importación de gasolinas y lo paga el consumidor final. Cada año, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) establece el monto que se cobrará de IEPS.


¿Cómo funcionan los impuestos?

Como sabemos existen los impuestos directos e indirectos. En términos simples, los impuestos directos gravan lo que una persona tiene o ingresa. El impuesto de la renta, es un ejemplo claro de este tipo de impuesto.

Por su parte, los impuestos indirectos gravan la manifestación indirecta de la riqueza de las personas. Es por esto que gravan el consumo y las transmisiones de bienes o derechos, tal cual pasa con el IVA.



Beneficios

Si bien, muchas veces se cree que los impuestos solo significan un impacto a los ingresos, la realidad es que estos son un elemento necesario para la satisfacción de ciertas necesidades de carácter colectivo como: la educación pública, la impartición de justicia, la seguridad, los hospitales públicos, la infraestructura y proyectos de apoyo al desarrollo social y económico, necesidades que por separado cada persona no podría pagar por sí sola, pero que, en cambio, se pueden atender con las aportaciones de todos.


¡Es por ello que estamos a su servicio! Para que ocupe sus impuestos de manera adecuada logrando así la equidad entre el gobierno y el contribuyente para seguir beneficiándose de ambas. Si tienes más dudas, ¡da click aquí! Para que uno de nuestros expertos altamente capacitados pueda atenderle de manera adecuada para la presentación de sus Impuestos.





215 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo